Tsunami

El 26 de Diciembre de 2004, un seísmo submarino de magnitud 9,2 hizo temblar el Océano Indico, originando varios tsunamis masivos que golpearon las costas de ocho países asiáticos y causando la muerte de 288.000 personas. Organizaciones de ayuda humanitaria reportaron que cerca de un tercio de las víctimas fatales fueron niños/as.

Esta tragedia dejó en Tailandia un estimado de más de 9.400 muertos. La zona más afectada del país fue la costa de la provincia de Phang Nga. Durante un mes estuvimos trabajando diariamente con los niños y niñas en la escuela del pueblo de Nam Kem, que fue completamente arrasado por las olas y en el campo de refugiados de Bang Muang, donde fueron trasladados todos los sobrevivientes.
En un improvisado espacio de trabajo construido en el campo de refugiados con ayuda de voluntarios locales y extranjeros, realizamos diferentes talleres artísticos con el objetivo de que los niños pudieran "vomitar" el miedo, el dolor, la rabia y la frustración.
Muchos de ellos habían perdido algún miembro de la familia, y todos perdieron sus hogares.

Pintamos y dibujamos sobre el tema del mar y del agua para recordarles que el océano es también fuente de vida.
Las gigantescas olas fueron perdiendo protagonismo en sus dibujos después de cuatro semanas de trabajo, y en su lugar volvieron a surgir las flores, árboles que sonrien, un sol radiante y un mar en calma.