Proyecto de apoyo psicosocial a través del arte en la Franja de Gaza, 2012

Proyecto de apoyo psicosocial a través del arte en la Franja de Gaza, 2012

Este proyecto, financiado a través de la convocatoria ONGD 2012 de AECID, y llevado a cabo en la franja de Gaza durante 2013, cuenta con dos líneas principales de intervención:

En primer lugar, el soporte a la sección de Apoyo Psicosocial a través del Arte para madres y sus hijos/as, incluida dentro del programa de atención psicosocial que nuestra contraparte, Union of Health Work Committees (UHWC), está desarrollando.  Para ello 10 trabajadores/as sociales que iniciaron su formación con Creart en 2011, trabajan semanalmente con grupos de niños y niñas de entre 6 y 12 años, junto con sus madres, utilizando el juego educativo y el arte (expresión plástica, teatro, circo, etc.) como herramienta principal de trabajo.

En segundo lugar el proyecto incluye un programa de formación de formadores a través del arte en el que participan cinco grupos de jóvenes. Cuatro de estos grupos están formados por voluntarios/as de asociaciones locales de base, 60 personas en total, que están recibiendo formación impartida por los 10 trabajadores y trabajadoras sociales antes mencionados y que a día de hoy son un equipo estable, muy bien formado y con experiencia en el trabajo con infancia. El quinto grupo lo conforman el equipo de 10 trabajadores/as sociales, ya mencionado antes, que recibe formaciones puntuales específicas impartidas por Creart en distintas técnicas. En 2013 se han desarrollado dos cursos: el primero sobre la “planificación y la implementación de cursos de formación de formadores”, para así apoyarles en el desarrollo de los cursos que están impartiendo para personas voluntarias;  y otro sobre “teatro del oprimido”, que Creart ha desarrollado en colaboración con la asociación MUGIMUNDU con la intención de que el equipo se enriquezca de nuevas técnicas artísticas para utilizar con niños y niñas.

Desde Creart buscamos que nuestra presencia sea cada vez menos necesaria y que  sean los propios palestinos, los que continúen con estas formaciones, potenciando así el impulso social local.