Noticias

AVANZANDO HACIA LA COEDUCACIÓN

El pasado lunes 16 de marzo Creart y Filalagulla hemos salido a la calle. Queremos que la ciudad pueda ver lo que se está cociendo dentro de las escuelas con las que trabajamos así que hemos organizado una instalación artística, fin de un proceso con el alumnado de sexto de dos escuelas que desemboca en una instalación artística en la Plaza de la Vila de Santa Coloma. Los chicos y chicas han protagonizado la inauguración de la instalación: un apartamento a tamaño real montado en medio del espacio público, donde hemos colgado nuestras etiquetas llenas de deseos y antideseos: “Qué quiero en mi hogar del futuro y que no quiero”. A través del teatro hemos aprovechado para habitar la casa representando diferentes modelos de familia. Abrir el imaginario es un paso importante para avanzar.

El pasado lunes 16 de marzo Creart y Filalagulla hemos salido a la calle. Queremos que la ciudad pueda ver lo que se está cociendo dentro de las escuelas con las que trabajamos así que hemos organizado una instalación artística, fin de un proceso con el alumnado de sexto de dos escuelas que desemboca en una instalación artística en la Plaza de la Vila de Santa Coloma. Los chicos y chicas han protagonizado la inauguración de la instalación: un apartamento a tamaño real montado en medio del espacio público, donde hemos colgado nuestras etiquetas llenas de deseos y antideseos: “Qué quiero en mi hogar del futuro y que no quiero”. A través del teatro hemos aprovechado para habitar la casa representando diferentes modelos de familia. Abrir el imaginario es un paso importante para avanzar.

Esta instalación forma parte de un proyecto conjunto de “coeducación y atención a la diversidad a través del arte” en dos escuelas, la Escuela Sant Just y la Escuela Primavera, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). Está financiado por el Programa de Ciudadanía Activa del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo y tiene como objetivo promover la coeducación y atención a la diversidad en la educación primaria.

Estamos teniendo el privilegio de poder acompañar a estas  escuelas en un proceso de  replanteamiento en clave coeducativa. El proyecto cuenta con una formación con el profesorado, sesiones en las aulas, actividades interescolares (donde las escuelas se visitan y comparten experiencias) y una instalación artística urbana para reflexionar y sensibilizar sobre las violencias de género.

En este momento en el que estamos en el ecuador del proyecto, ya comenzamos a recoger frutos. Los y las participantes empiezan a cambiar la perspectiva, a poner la atención en las pequeñas cosas que marcan la diferencia cuando pensamos en clave de coeducación, a cuestionar estereotipos de género y a revalorar aquello relacionado con lo tradicionalmente femenino desde las acciones concretas.

A lo largo de estos meses, hemos entrado en todas las aulas de estas escuelas, hemos conocido la dinámica grupal de cada clase y hemos podido dar feedback a cada tutora. El proyecto ha contribuido sin duda a cambiar algunas dinámicas relacionales y tener el privilegio de asistir a esta transformación nos llena de satisfacción.

Alex y las risas que suscita por disfrazarse de sirena. Los comentarios que recibe Carmen en el patio cuando chuta el balón. Carlos estaba al margen del grupo, bastante machacado por sus compañeros y en especial por Miguel, y después de un emocionante proceso de grupo y del trabajo continuado de su tutora, en las sesiones interescolares (los chicos y chicas han podido intercambiar experiencias y conocimientos) hemos visto que ahora Miguel y Carlos son amigos. Julia ha podido explicar a la clase que su abuela tiene una novia, y cuando hablamos de modelos de familias y maneras de querer, no hemos escuchado respuestas homófobas.

El camino no ha hecho nada más que comenzar. Las escuelas tienen ganas de seguir con la formación. Cuando se hace evidente la importancia de lo que estamos trabajando, se hace también visible la necesidad de continuar.

Hablamos de que la educación sirva para impulsar una sociedad libre de violencias de género. Nos parece importante aprender a crear relaciones y estructuras que nos sirvan para ser más nosotrxs mismxs, para que cada persona pueda seguir su camino y su comunidad pueda apoyarlo.

creart